MELPÓMENE

"La melodiosa"

José Luís Muñoz (1999)

Por ser la Musa de la Tragedia, Melpómene adopta un aire grave y serio. En su mano una máscara trágica y a veces también un cetro y coronas de laurel como señal y evidencia del carácter elevado, majestuoso y solemne del género trágico.

La aparición de pámpanos en su entorno es perfectamente comprensible, no en vano los orígenes de la tragedia han de remontarse al escenario de las fiestas dionisíacas.

No podemos olvidar que la tragedia griega era recitada en los episodios (las partes dialogadas entre actores) y cantada en los estásimos (las intervenciones del coro). De ahí que su Musa inspiradora sea, ya por su nombre mismo, "melodiosa" y "cantante".

Por si te atreves a paladear el sabor amargo de Melpómene

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada