miércoles, 30 de diciembre de 2015

Entre Venus y Marte: Tú de Elvis, yo de Marilyn


"Si de Venus vienen las mujeres y los hombres venimos de Marte, le daría una patada al planeta que nos separa para llevarte" 





"Vamos a hacer las maletas; nos besaremos en París, nos casaremos en Las Vegas...












...yo de Elvis, tú de Marilyn"

CANCIÓN: MELENDI. "Yo de Elvis tú de Marilyn", del álbum Un alumno más. 2014.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Silencioso poder el de la Muchacha Indecible

Clic aquí para más info
Su nombre es Proserpina (Perséfone).
Y es también llamada "Kore", "muchacha". 
La Muchacha Indecible.
Es hija de Deméter (Ceres) y
nadie se atreve a no reverenciarla.
Cuando Kore recogía flores cerca del Etna fue raptada por su tío Hades (Plutón).
Y vive seis meses junto a su lúgubre esposo reinando entre los muertos y seis meses sobre la tierra junto a su madre.
Otoño e invierno ella los pasa en el Inframundo, pues
están los campos yermos y vacíos de espigas.
sin embargo, cuando los suelos rebosan su fruto en primavera y en verano,
la muchacha se halla junto a su madre, a plena luz de sol.
Al hilo y en torno al mito de Perséfone-Kore se celebraban en Grecia ritos religiosos de carácter secreto,
mistérico, sólo para iniciados, los cuales tenían prohibido decir
una sola palabra sobre la intensa experiencia del su
chamánica iniciación.
A quienes participaban en ritos como los del santuario de Eleusis, esta 
chamánica iniciación les contagiaba inmortalidad y les colmaba de gozo.
Ahora bien: de todo ello no se puede contar nada.

IMAGEN: Monica Ferrando. Kore
"Kore" además de muchacha también significa "pupila", por eso la ilustradora del libro "La muchacha indecible. Mito y misterio de Kore", Monica Ferrando escribe así en pág. 57  homenajeando a la Musa de la pintura:
"Una sola figura de múltiples transformaciones y rostros, kore, pupila indecible. Kore es la pintura que emerge de la oscuridad de HAdes -tensión bajo la luz del oculto deseo-, impulsada por su propia fuerza germinadora. Los colores son la simiente de Kore, la sustancia de su naturaleza".

sábado, 26 de diciembre de 2015

La casita de Sócrates

IX. Sócrates sobre los amigos
Corriente es la palabra "amigo", pero rara la fidelidad.
Como quiera que estuviera construyéndose una pequeña casa Sócrates
(cuya muerte no rehuyo, si le sigue fama,
y asumo la envidia, siempre y cuando libre de ella mis cenizas),
no sé quien del pueblo, como suele pasar, le dice:
"¡Por favor! ¿Tan pequeña casa levantas para varón tan grande?".
Y él contesta: "¡Ojalá la llene de verdaderos amigos!".
FEDRO, Fábulas, libro III

IX. Socrates ad amicos.
Vulgare amici nomen, sed rara est fides.
Cum parvas aedes sibi fundasset Socrates
(cuius non fugio mortem, si famam adsequar,
et cedo invidiae, dummodo absolvar cinis),
ex populo sic nescio quis, ut fieri solet:
"Quaeso, tam angustam talis vir ponis domun?"
"Utinam" inquit "veris hanc amicis impleam!"

FEDRO, Fabulae,  lib. III

IMAGEN: Caspar David Friedrich "La ruina de Eldena". 1825. 35 x 49 cm. Óleo sobre lienzo. Berlín, Nationalgalerie.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Adeste fideles: ¡Acudid, fieles!

FELIZ NAVIDAD
¡Gracias a los alumnos de Latín II, que me han proporcionado el video!

lunes, 21 de diciembre de 2015

Sabiduría condensada

"Dura cosa es imitar a los malos y ni siquiera desearlo respecto de los buenos"
(DEMÓCRITO 68B 79 DK)

Los alumnos de Griego II tradujeron las siguientes máximas de sabiduría...
...y los alumnos de Griego I elaborarán unas artísticas diapositivas...
...  así que, ¡σωφροσύνη y ἀρετή para Navidad!
IMÁGENES: Capilla Sixtina. Miguel Ángel. Sibilas délfica, cumana, eritrea, pérsica y líbica




Ἀεὶ γὰρ εὖ πίπτουσιν οἱ Διὸς κῦβοι 
"Pues siempre caen bien los dados de Zeus"

Νηπίοισιν οὐ λόγος, ἀλλὰ συμφορὴ γίγνεται διδάσκαλος
"Para los necios no es maestro la palabra, sino la desgracia"


Πολλαῖσι πληγαῖς δρὺς στερὰ δαμάζεται
"Con muchos golpes se domeña la dura encina"

 Ὁ κόσμος σκηνή, ο βίος πάροδος. Ήλθες, είδες, απήλθες
"El mundo es un escenario, la vida la entrada en él. Llegas, ves y te vas"

Ἀετὸς μυίας οὐ θηρεύει
"El águila no caza moscas"

Ἄρκτου παρούσης ἴχνη μὴ ζήτει
"Estando el oso delante no sigas buscando huellas"

Ἔσσεται ἧμαρ, ὅτε ἄν ποτ’ ὀλώλῃ Ἴλιος ἱρή
"Habrá un día en el que perecerá la sagrada Ilión"



Γέρων ἀλώπηξ οὐχ ἁλίσκεται πάγῃ
Zorro viejo no cae en la trampa

Ἀνω κάτω πάντα
"Todo para arriba y para abajo"

Ἀγαθοὶ δ' ἀριδάκρυες ἄνδρες
Los hombres buenos son de lágrima fácil

MÁS FRASES: clic
AUDIO: Canción de la Sibila Latina: Judicii Signum Autor: Anónimo (Córdoba, Siglo X). Soprano: Montserrat Figueras: clic para más info sobre este drama litúrgico gregoriano propio de la fiesta de Navidad.
TEXTO GRIEGO, TEXTO LATINO y TRADUCCIÓN AL CASTELLANO DEL CANTO DE LA SIBILA: clic.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Ícaro encontrado: Análisis de resultados o cómo el mito se repite y la cera se derrite



PROCESO: Los alumnos manifiestan mayoritariamente haber encontrado a Ícaro apenas dos segundos después de que la imagen haya sido proyectada.

¡Pobre Ícaro engullido por el mar, abajo a la derecha, removiendo el agua con el patalear de sus piernecitas!


Los pocos que tardan cuatro segundos en hallarlo es porque están mirado dónde señalan los compañeros y eso les demora (claro está: durante este proceso no miran al cuadro).

Aquella gran mayoría que se jacta de haber encontrado a Ícaro en menos de dos segundos señalaba a derecha e izquierda, arriba y abajo, al tiempo que aguzaba más el oído que la vista para entender qué gritaba el compañero de al lado ("¡No, arriba!", "¡No, abajo!", "¡No, a la derecha!", "¡No a la izquierda!"...), por si de ese modo se orientaba.

EL VENCEDOR (tiempo récord: un segundo): el alumno que al cabo de un segundo ya afirmaba haber encontrado a Ícaro tardó diez en acercarse a la pantalla para señalar, efectivamente, a Ícaro: diez segundos de intenso esfuerzo visual remarcable por un enconado rotar de ojos y un célere movimiento de cuello en variadas direcciones. ¿Ganó tiempo? Jamás nos atreveríamos a juzgarlo.

CONCLUSIÓN: Ícaro se precipitó en su entusiasmo, observó poco y actuó rápido, se jactó mucho y duró poco volando, siendo así que por acercarse tanto al sol se derritió la cera de sus alas.

Los alumnos de Sapere Aude se precipitaron en su entusiasmo buscando a Ícaro, óbservaron poco y actuaron rápido, se jactaron mucho y duraron poco buscando.

ERGO: ¡Si supiera pintar llenaría el cuadro de pantorrillas de alumnos engullidos por el mar removiendo el agua con el patalear de sus piernecitas!

¡Es broma!
La profesora está orgullosa de tener alumnos como los suyos
¡Hemos pasado un buen trimestre!

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Latín II (2º BCHTO) Unidad Didáctica 6

JORGE LUIS BORGES -  Endimión en Latmos
(HIstoria de la noche, 1977)

Yo dormía en la cumbre y era hermoso
Mi cuerpo, que los años han gastado.
Alto en la noche helénica, el centauro
Demoraba su cuádruple carrera
Para atisbar mi sueño. Me placía
Dormir para soñar y para el otro
Sueño lustral que elude la memoria
Y que nos purifica del gravamen
De ser aquel que somos en la tierra.
Diana, la diosa que es también la luna,
Me veía dormir en la montaña
Y lentamente descendió a mis brazos
Oro y amor en la encendida noche
Yo apretaba los párpados mortales,
Yo quería no ver el rostro bello
Que mis labios de polvo profanaban.
Yo aspiré la fragancia de la luna
Y su infinita voz dijo mi nombre.
Oh las puras mejillas que se buscan,
Oh ríos del amor y de la noche,
Oh el beso humano y la tensión del arco.
No sé cuánto duraron mis venturas;
Hay cosas que no miden los racimos
Ni la flor ni la nieve delicada.
La gente me rehuye. Le da miedo
El hombre que fue amado por la luna.
Los años han pasado. Una zozobra
Da horror a mi vigilia. Me pregunto
Si aquel tumulto de oro en la montaña
Fue verdadero o no fue más que un sueño.
Inútil repetirme que el recuerdo
De ayer y un sueño son la misma cosa.
Mi soledad recorre los comunes
Caminos de la tierra, pero siempre
Busco en la antigua noche de los númenes

la indiferente luna, hija de Zeus

IMAGEN: George Frederic Watts, 1892. Metropolitan Museum (Nueva York). Más info: clic
MITO: Endimión es bendecido por Zeus con un sueño eterno para que su enamorada Selene/ Diana (diosa de la luna) goce de él durante la noche. Más info: clic

martes, 15 de diciembre de 2015

¡Encuentra a Ícaro!

 Quien encuentre a Ícaro en menos de 15 segundos será recompensado
Para ponerse al día sobre el mito de Ícaro: picad

Pieter Brueghel el Viejo, 1554-1555
Óleo sobre lienzo
Renacimiento
73,5 x 112
Museos Reales de Bellas Artes, Bruselas (Bélgica)

domingo, 13 de diciembre de 2015

Rincón Literario: Griego


En nuestra aula (A 15) hemos habilitado un espacio para mostrar imágenes y breves textos representativos de cada uno de los géneros de la literatura griega que estudiamos.

La profesora ha llevado estas mismas imágenes, en formato DINA 3, al pasillo de abajo (camino de Dirección, junto a los laboratorios) y allí se encuentran al lado de los grandes murales "Ecos de la Antigüedad en el Museo del Prado" (4ºESO Cultura Clásica 2014-2015).

Con todo ello he logrado un modesto video:


(IMAGEN: "Polimnia", Museos Capitolinos. Centrale Montemartini: clic)

jueves, 10 de diciembre de 2015

¡Cuenta de ti y de Troya, forastero! Por partida doble

Con los archivos que aparecen más abajo los alumnos de Latín y Griego de 2º BCHTO comparten un par de textos que llamamos "dobles" (en "cara A"   texto en latín y en "cara B" texto en griego). Los han ido estudiando a lo largo del mes de noviembre.
Antes un par de lecturas.

ALCINOO, REY DE LOS FEACIOS, SE DIRIGE A ODISEO AL FINAL DEL LIBRO VIII DE LA ODISEA:
"Ea, habla y cuéntame sinceramente por dónde anduviste perdido y a qué regiones llegaste especificando qué gentes y que ciudades bien pobladas había en ellas; así como también cuáles hombres eran crueles, salvajes e injustos, y cuáles hospitalarios y temerosos de los dioses. Dime por qué lloras y te lamentas en tu ánimo cuando oyes referir el azar de los argivos, de los dánaos y de Ilión. Diéronselo las deidades, que decretaron la muerte de aquellos hombres para que sirvieran a los venideros de asunto para sus cantos. ¿Acaso perdiste delante de Ilión algún deudo como tu yerno ilustre o tu suegro, que son las personas más queridas después de las ligadas con nosotros por la sangre y el linaje? ¿O fue, por ventura, un esforzado y agradable compañero, ya que no es inferior a un hermano el compañero dotado de prudencia?".

ἀλλ' ἄγε μοι τόδε εἰπὲ καὶ ἀτρεκέως κατάλεξον,
ὅππῃ ἀπεπλάγχθης τε καὶ ἅς τινας ἵκεο χώρας
ἀνθρώπων, αὐτούς τε πόλιάς τ' ἐῢ ναιεταούσας,
ἠμὲν ὅσοι χαλεποί τε καὶ ἄγριοι οὐδὲ δίκαιοι,
οἵ τε φιλόξεινοι καί σφιν νόος ἐστὶ θεουδής.
εἰπὲ δ' ὅ τι κλαίεις καὶ ὀδύρεαι ἔνδοθι θυμῷ
Ἀργείων Δαναῶν ἠδ' Ἰλίου οἶτον ἀκούων.
τὸν δὲ θεοὶ μὲν τεῦξαν, ἐπεκλώσαντο δ' ὄλεθρον
ἀνθρώποισ', ἵνα ᾖσι καὶ ἐσσομένοισιν ἀοιδή.
ἦ τίς τοι καὶ πηὸς ἀπέφθιτο Ἰλιόθι πρό,
ἐσθλὸς ἐών, γαμβρὸς ἢ πενθερός; οἵ τε μάλιστα
κήδιστοι τελέθουσι μεθ' αἷμά τε καὶ γένος αὐτῶν.
ἦ τίς που καὶ ἑταῖρος ἀνὴρ κεχαρισμένα εἰδώς,
ἐσθλός; ἐπεὶ οὐ μέν τι κασιγνήτοιο χερείων
γίνεται, ὅς κεν ἑταῖρος ἐὼν πεπνυμένα εἰδῇ.»                

HOMERO, Odisea, VIII, 573-586 

ENEAS SE DIRIGE A DIDO AL COMIENZO DEL LIBRO SEGUNDO DE LA ENEIDA:
"Indecible, oh reina, es el dolor que me mandas reavivar: cómo hundieron los dánaos la opulencia de Troya y aquel reino desdichado, la mayor desventura que llegué a contemplar y en que tomé yo mismo parte considerable ¿Qué mirmidón o dólope o soldado de Ulises, el del alma de piedra, contando tales cosas lograría poner freno a sus lágrimas? Además ya va la húmeda noche bajando con presura desde el cielo y las estrellas que se van poniendo nos invitan al sueño. Pero si tantas ansias sientes por conocer nuestras desgracias y escuchar brevemente la agonía de Troya, por más que recordarlo me horroriza… empezaré".
Infandum, regina, iubes renouare dolorem,
Troianas ut opes et lamentabile regnu
eruerint Danai, quaeque ipse miserrima uidi
et quorum pars magna fui. quis talia fando
Myrmidonum Dolopumue aut duri miles Vlixi
temperet a lacrimis? et iam nox umida caelo

praecipitat suadentque cadentia sidera somnos.
sed si tantus amor casus cognoscere nostros
et breuiter Troiae supremum audire laborem,
quamquam animus meminisse horret luctuque refugit,
incipiam. 
VIRGILIO, Eneida, II, 3-13a
IMÁGENES: La primera: Lienzo de Francesco Hayez (1814-1815), Nápoles, Galleria Nazionale di Capodimonte  -  La segunda: Lienzo de Pierre-Narcisse Guérin (1815), París, Louvre

domingo, 6 de diciembre de 2015

Sapere Aude en contexto:¡Quitate las legañas del espíritu!


 El nombre de nuestro Instituto "Sapere Aude" significa "¡Atrévete a saber!", nadie lo ignora.

Son palabras acuñadas por el poeta latino del siglo I a. C. Quinto Horacio Flaco y debemos su divulgación al filósofo alemán Immanuel Kant, quien las incluyó en su ensayo ¿Qué es la Ilustración? (1784).

Horacio escribió esta exhortación en su Epístola II de Epistularum liber primus, una carta en verso que el poeta latino dirigía a su amigo Lolio. En ella Horacio invita a llevar una vida sencilla y hace reflexionar a su amigo sobre la inutilidad de las riquezas y de la ambición, que no reportan más que desvelos y sinsabores e incluso la perversión del propio carácter. Por el contrario, dice Horacio, la vida sencilla y el conformarse con lo necesario liberan al hombre de los miedos, la envidia y los peligros que conllevan la codicia y el ansia de placer. Este ideario es común entre los filósofos antiguos, especialmente los estoicos. Y sin duda en él has reconocido el tópico literario de la aurea mediocritas.

Si la traducción del nombre de nuestro Instituto la sabemos muchos, muy pocos conocen todas las palabras del verso 40 y la primera del 41, las que vienen antes e inmediatamente después del famoso "sapere aude". Y son muy interesantes:

"La mitad del trabajo tiene quien empieza. ¡Atrévete a saber! ¡Comienza!"
Dimidium facti, qui coepit, habet; sapere aude. Incipe

Debía ser una máxima de sabiduría conocida en la Antigüedad, pues como tal lo cita Platón, el filósofo ateniense (s. V a. C.):Ἀρχὴ γὰρ λέγεται μὲν ἥμισυ παντὸς ἐν ταῖς παροιμίαις ἔργου (Leyes VI 753E),

Ahora ya entendemos algo mejor el "Sapere Aude"Pero hay más. Debemos saber que esta exhortación la hace Horacio en relación a Odiseo. Efectivamente, el poeta recuerda a su amigo Lolio que el héroe de la Odisea fue ejemplo de sabiduría y valentía (v. 17: sapientia, virtus) porque no hizo caso de los cantos de sirena, que hubieran conllevado su perdición, ni se dejó engañar por los atractivos de Circe la hechicera, quien lo hubiera convertido en bestia. No se dejó embrutecer el astuto Odiseo porque se atrevió a hacer uso de su inteligencia. ¡Eso es atreverse a saber!

Hasta para ser listo hay que ser valiente.

(33) Para degollar a un hombre, los ladrones se levantan en medio de la noche; para salvarte a ti mismo, ¿no te despertarás? Pues bien, si no quieres sano, correrás enfermo de hidropesía. Y si no pides antes del amanecer un libro y una luz, si no aplicas tu espíritu al estudio y a las cosas honestas, serás torturado en vela por la envidia o el deseo.
(37) Pues ¿por qué lo que te molesta en un ojo te apresuras a sacarlo, pero si la cosa es en el espíritu aplazas el momento de ocuparte al año que viene? 
(1,02,40) La mitad del trabajo tiene quien empieza. ¡Atrévete a saber! ¡Comienza! 

(33) Vt iugulent hominem surgunt de nocte latrones;
ut te ipsum serues, non expergisceris? Atqui
si noles sanus, curres hydropicus; et ni
posces ante diem librum cum lumine, si non
intendes animum studiis et rebus honestis,
inuidia uel amore uigil torquebere.
Nam cur,
quae laedunt oculum, festinas demere, siquid

est animum, differs curandi tempus in annum?
(40) Dimidium facti, qui coepit, habet; sapere aude,

incipi.

HORACIO, Epistulae I,2, 33-40 (en archivo adjunto traducción propia del 33 al final)
IMAGEN: Carbonell Selva, Safo (1881), Museo del Prado: clic.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Hominem pagina nostra sapit: a hombre saben nuestras páginas

Los alumnos de Latín II del IES Sapere Aude estudian en la segunda evaluación su parte de literatura latina: los géneros literarios de la historiografía y de la elegía, y los autores Apuleyo y Marcial.
Más abajo los documentos descargables. Ahora par de muestras.

ELEGÍA: PROPERCIO:
Errat, qui finem vesani quaerit amoris:
verus amor nullum novit habere modum.
Terra prius falso partu deludet arantis,
et citius nigros Sol agitabit equos,
fluminaque ad caput incipient revocare
liquores, aridus et sicco gurgite piscis erit,
quam passim nostros alios transferre dolores:
huius ero vivus, mortuus huius ero.
(PROPERCIO, Elegías, II 15,29-36)
Yerra el que busca un fin al amor enloquecedor: el verdadero amor no sabe tener límite alguno. Antes la tierra con ilusorio fruto burlará al labrador y más pronto el Sol guiará caballos negros y los ríos comenzarán a llevar sus aguas a las fuentes y el pez quedará en seco en el abismo desecado, que yo pudiera apartar mis dolores a otro lado: de ella seré vivo, muerto de ella seré.

EPIGRAMA: MARCIAL
Quid legis Oidipoden caligantemque Thyesten, 
Colchidas et Scyllas, quid nisi monstra legis?
Quid tibi raptus Hylas, quid Parthenopaeus et Attis,
quid tibi dormitor proderit Endymion?
Exutusve puer pinnis labentibus? Aut qui
odit amatrices Hermaphroditus aquas?
Quid te vana iuvant miserae ludibria chartae?
Hoc lege, quod possit dicere vita “meum est”.
Non hic Centauros, non Gorgonas Harpyasque
invenies: hominem pagina nostra sapit
(MARCIAL, X, 4)
¿A qué lees Edipo y al tétrico Tiestes,/ Colquidas y Escilas? ¿Qué son sino monstruosidades lo que lees?/ ¿Qué más te da el rapto de Hilas? ¿Qué más te da Partenopeo y Atis?/ ¿A ti qué te importa el dormilón de Endimión?/ ¿O el niño despojado de escurridizas alas? ¿O el que/ odia a las aguas, Hermafrodito, de él enamoradas?/ ¿Qué te importan los vanos caprichos de un miserable papel?/ Lee eso a lo que la vida puede decir: “es mío”./ Aquí ni centauros ni gorgonas ni harpías/ encontrarás: a hombre saben mis páginas.

NOVELA: APULEYO
Diem primum illum feriatum dedit et cibariis abundanter instruxit praesepium. Nec tamen illa otii saginaeque beatitudo duravit ulterius, sed die sequenti molae quae maxima videbatur matutinus adstituor et illico velata facile propellor ad incurva spatia flexuosi canalis, ut in orbe termini circumfluentis reciproco gressu mea recalcans vestigia vagarer errore certo. Nec tamen sagacitatis ac prudentiae meae prorsus oblitus facilem me tirocinio disciplinae praebui; sed quanquam frequenter, cum inter homines agerem, machinas similiter circumrotari vidissem, tamen ut expertes et ignarus operis stupore mentito defixus haerebam.

(APULEYO, Asno de oro IX, 11) 
Aquel primer día me dio fiesta y abasteció mi pesebre con pienso en abundancia. Mas sin embargo aquella felicidad del descanso y la sobrealimentación no duró más allá, sino que al día siguiente me veo enganchado muy de mañana a una rueda de molino, al parecer la mayor que había, y al punto, con la cabeza cubierta, soy empujado al ruedo de una pista sinuosa para que, en aquella órbita de circulares límites, pisando mis propias huellas en un avance sin fin, anduviera con rumbo seguro. No obstante, como no se me habían olvidado del todo de mi sagacidad y mi prudencia, me mostré torpe en el aprendizaje de mi oficio y aunque con frecuencia, cuando estaba entre los hombres, había visto máquinas girando así en redondo, sin embargo me quedé quieto fingiendo idiotez, como si no tuviera experiencia ni idea de la tarea.



lunes, 30 de noviembre de 2015

Declaración de guerra: abierto el templo de Jano

Los alumnos de Latín I (1º BCHTO) han realizado un ejercicio de lectura sobre un breve fragmento de la obra de TITO LIVIO Ab urbe condita
El texto aparece en un archivo; en otro se adjunta el Cuestionario de lectura correspondiente.
Antes un par de noticias sobre el autor latino y también una reflexión sobre la declaración de guerra entre los romanos, que era de lo más tradicional.

Ab urbe condita está integrada por 142 libros, una monumental extensión que en parte es la causante de que no se haya conservado entera; de hecho, sólo han llegado a nosotros 35 libros, es decir, la cuarta parte de toda la obra. Desde muy pronto se hicieron de ella resúmenes para ser utilizados en escuelas y bibliotecas, siendo el más famoso de ellos el de Eutropio (siglo IV).
Livio dotó de contenido didáctico a su obra histórica, la cual ofrece innegables valores paradigmáticos y contiene la imagen del romano ideal. En ella no están ausentes los dioses patrios; a veces, el fatum o destino es utilizado para explicar determinados acontecimientos. La historia de Tito Livio es nacionalista: su protagonista es el pueblo romano, capaz de salir a flote una y otra vez ante las adversidades.
Ab urbe condita fue considerada muy pronto obra modélica y su influencia ha excedido el campo de la historiografía para proyectarse sobre el pensamiento político en todas las épocas: Dante, Maquiavelo, Montesquieu y los protagonistas de la Revolución Francesa.

El texto que han leído los alumnos (libro I, cap. 32-35, fragmentos) relata la subida al trono de Anco Marcio y explica los pormenores de una ley dictada por este rey que atendía a la reparación por daños al pueblo romano.
El texto también presenta a Lúcumo (más tarde conocido como Lucio Tarquinio Prisco) y a su esposa Tanaquil entrando en Roma como inmigrantes, recibidos allí por el prodigioso vuelo de un águila que la ambiciosa etrusca interpreta a favor del marido (y acertará).
Una Roma próspera, en rápido crecimiento, no duda en acoger y promocionar al oportunista etrusco hasta el punto de convertirlo en rey (Roma o la meca del "self made man").
IMAGEN: Sarcófago con mujer etrusca (s. II a.C.), para mas información: clic

Como decimos, el texto de Livio explica el conjunto de gestos y rituales que conlleva la declaración de guerra entre los romanos. Tito Livio remonta esta tradición, que debía ser muy antigua, al cuarto rey de Roma, Anco Marcio.
Cuatro de los sacerdotes "feciales" (era un cuerpo colegiado en numero de veinte presidido por el "pater patratus") viajaban al territorio de la nación que había agraviado a Roma. Allí dirigían una serie de advertencias preestablecidas a determinadas personas señaladas por el rito. Si eran escuchados, los feciales regresaban a Roma y se había evitado la guerra. En caso contrario, Roma concedía aún 33 días a los enemigos. Si no había respuesta transcurridos estos, los feciales informaban al rey de Roma y él reunía a los senadores para preguntarles uno a uno, de manera solemne, cuál era su opinión. Cuando la mayoría de los presentes se declaraba de la misma opinión, se acordaba la guerra. Era costumbre que el fecial llevara a las fronteras enemigas una lanza con punta de hierro o quemada al extremo y manchada de sangre; y, en presencia de al menos tres adultos, pronunciara una declaración de guerra, acabando por arrojar la lanza

Era muy importante cumplir el procedimiento y además rigurosamente, pues de otro modo la guerra no sería considerada justa y los dioses, agraviados por ello, se volverían contra los romanos.
Cuando Roma era sólo una ciudad, resultaba fácil a los feciales trasladarse a territorio enemigo. Pero con los siglos Roma fue ganando extensión, de tal manera que resultaba imposible declarar la guerra a la manera tradicional. El Estado compró entonces un solar en Roma para lanzar allí simbólicamente la jabalina y más tarde erigió en el templo de Belona una columna que marcaba el lugar en el que la jabalina debía ser arrojada, considerándose aquel punto territorio enemigo.

La invocación a Jano, dios de la puertas, era fundamental en cuestiones de guerra. De hecho, el templo de Jano permanecía abierto mientras Roma estaba en guerra, siendo así que sólo hubo ocasión de cerrar sus puertas cuatro veces a lo largo de toda la historia de esta belicosa nación, y además por poco tiempo.  Para saber más, pica aquí.
En el cuadro de Rubens Los desastres de la guerra (1637-1640) se ve al fondo a la izquierda la puerta abierta del templo de Jano. Y también podría parecer que se halla, al fondo a la derecha, en el Guernica de Picasso (1937)