martes, 12 de mayo de 2015

De menú toro, no carnero

Λέων καὶ ταῦρος
Αἰσώπου Μῦθοι
Λέων ταῦρῳ παμμεγέθει ἐπιβουλεύων ἐβουλήθη δόλῳ αὐτοῦ περιγενέσθαι. Διόπερ πρόβατον τεθυκέναι φήσας ἐφ᾿ ἑστίασιν αὐτὸν ἐκάλεσε, βουλόμενος κατακλιθέντα αὐτὸν καταγωνίσασθαι. Ὁ δὲ ἐλθὼν καὶ θεασάμενος λέβητάς τε πολλοὺς καὶ ὀβελίσκους μεγάλους, τὸ δὲ πρόβατον οὐδαμοῦ, μηδὲν εἰπὼν ἀπηλλάττετο. Τοῦ δὲ λέοντος αἰτιωμένου αὐτὸν καὶ τὴν αἰτίαν πυνθανομένου δι᾿ ἣν οὐδὲν δεινὸν παθὼν ἄλογος ἄπεισιν, ἔφη· «Ἀλλ᾿ ἔγωγε οὐ μάτην τοῦτο ποιῶ· ὁρῶ γὰρ παρασκευὴν οὐχὶ ὡς εἰς πρόβατον, ἀλλ᾿ εἰς ταῦρον ἡτοιμασμένην.»

Ὁ λόγος δηλοῖ ὅτι τοὺς φρονίμους τῶν ἀνθρώπων αἱ τῶν πονηρῶν τέχναι οὐ λανθάνουσιν.


El león y el toro
Fábula de Esopo
Un león, que intrigaba contra un toro muy corpulento, quiso vencerlo por la astucia. Por eso, tras decirle que había sacrificado un carnero lo invitó a comer deseando atacarlo tan pronto como se hubiera reclinado a la mesa. Llegado éste, al ver muchas fuentes y grandes asadores pero ni asomo de carnero, se marchó sin decir palabra. Y cuando el león se lo echa en cara preguntándole el motivo por el que se marcha en silencio sin haber recibido daño alguno, contestó: "¡No hago esto sin razón, pues estoy viendo vajilla dispuesta no para carnero, sino para toro!".

La fábula enseña que a los hombres prudentes no les pasan desapercibidas las artimañas de los perversos.

(*) Sobre la imagen: Detalle del fabuloso mosaico de la Villa de la Olmeda (Palencia), foto tomada de wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada