jueves, 9 de junio de 2016

Esos hombres especialmente trágicos (IV): Hipólito

HIPÓLITO

UNA TRAGEDIA

En la tragedia de EURÍPIDES titulada HIPÓLITO se nos presenta al hijo de Teseo y de la amazona Hipólita víctima del odio de Afrodita, quien se siente ofendida por la falta de consideración que le dispensa aquel joven amante de la caza y de la diosa Ártemis que rechaza el matrimonio. Afrodita provoca en Fedra, madrastra de Hipólito, un amor apasionado hacia el muchacho. Cuando la nodriza comunica a éste los sentimientos de Fedra, Hipólito la rechaza escandalizado. Despechada, Fedra se suicida dejando tras de sí una tablilla escrita donde acusa al joven de avances vergonzosos. Teseo destierra al hijo. Hipólito sufre entonces un accidente de carro y muere. Gracias a la aparición final de la diosa Ártemis, Teseo conoce los hechos y cómo su hijo ha sido víctima de  una calumnia.


UNA IMAGEN CONTEMPORÁNEA

GEORGES BABIER (1882-1932), Hipólito y Fedra. Art Déco.

UNA INTERPRETACIÓN MODERNA

El joven casto que se resiste a aceptar las proposiciones deshonestas de una mujer casada y mayor que él ya aparece en la tradición hebrea, en la historia de José y la mujer de Putifar (Génesis 39, 7-20).

En nuestra época, quizá PETER PAN sea el moderno Hipólito: siempre libre y jamás conquistado.
¿O no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada