sábado, 27 de diciembre de 2014

Cinco hallazgos arqueológicos fabulosos del 2014

Cariátide a la puerta de la tumba de Anfípolis


ABC.es da cuenta hoy de cinco hallazgos arqueológicos extraordinarios que se han producido a lo largo del año que nos deja.



Uno se refiere a los restos sumergidos del desembarco de Normandía, que tuvo lugar la madrugada del 6 de junio de 1944.  Aquel día murieron 20.000 soldados en las playas y hubo miles de heridos. En la batalla participaron 6.939 navíos, de los cuales 59 fueron hundidos, naufragando 27 carros anfibios. La investigación llevada a cabo por el Drassm, la agencia de patrimonio subacuático francesa, ha permitido hallar medio centenar de pecios en 500 kilómetros cuadrados de costa estudiados.

El segundo son los restos óseos del rey inglés Ricardo III, aparecidos en un aparcamiento en LeicesterSu cráneo está herido en nueve sitios con roturas mortales de necesidad. El rey padecía escoliosis y era de rostro apuesto (rubio y de ojos azules, según las reconstrucciones forenses). El ADN ha demostrado que un adulterio cambió el material genético en la línea de sucesión.

El tercer hallazgo apunta a los restos de Olímpia, madre de Alejandro Magno y esposa de Filipo de Macedonia. Se han hallado en una tumba con varias salas en Anfípolis, al norte de Grecia, excavándose una colina entera.  Se especula con que los huesos encontrados pertenezcan a la madre de Alejandro, o alguno de sus generales más próximos.

El cuarto feliz descubrimiento son el complejo de templos hallados alrededor de Stonehenge. Se han localizado quince monumentos del neolítico que, a la espera de ser desenterrados, serían nuevos henges (bloques de piedra ovalados), zanjas y hoyos. Además, a un kilómetro del conjunto neolítico se ha encontrado un sendero hasta ahora desconocido: un camino ceremonial utilizado en las procesiones que, al parecer, se realizaban hacia el monumento. Entre otros hallazgos, se han encontrado fosas masivas, algunas de las cuales parecen formar enlaces astronómicos y solares con Stonehenge. Dicen los investigadores que se confirma la creencia de que el monumento se posicionó para reflejar el movimiento del sol.

El quinto lugar del ranking lo ocupa el barco de John Franklin. Hundido cuando junto a otro buque intentaba hallar el Paso del Noroeste hacia el Pacífico, ha sido descubierto este año por investigadores canadienses. Los barcos quedaron atrapados en el hielo del Ártico en 1846 y se perdieron con toda su tripulación, de la cual se dice que abandonó los buques y murió de frío, hambre, tuberculosis y escorbuto.




De la información y de las fotos la fuente es ABC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada