lunes, 9 de enero de 2017

"¡No es fácil el camino, viajero!"

En el marco del proyecto "Viajando por el Imperio", los alumnos de 3º y 4º ESO realizan una serie de lecturas evaluables mediante la realización de un cuestionario que valora el nivel de comprensión lectora.

3º ESO debe leer el siguiente texto tomado de:

PHILIP MATYSZAK, LA ANTIGUA ROMA POR CINCO DENARIOS AL DÍA. Akal, 2012.

“En camino”, pág. X-XII (con algunas omisiones)

“No confíes en que tu viaje por carretera sea cómodo. Las suspensiones de muelles son casi inencontrables y la mayor parte de los ejes giran, a duras penas, gracias a la aplicación de grasa. El chirrido de los ejes mal engrasados te acompañará en todos tus viajes por las carreteras romanas. Los caballos son escasos, y generalmente se reservan a los correos del emperador y al ejército. Además no resultan demasiado cómodos, ya que las sillas de montar romanas son muy rudimentarias, y carecen de estribos (que no se conocerán en Italia hasta dentro de varios siglos). De cualquier forma, no te resultará difícil encontrar al menos un burro para cargar con el equipaje.

Si viajas en pareja, piensa en alquilar una birota que, como su nombre indica (bi rota significa “dos ruedas”), es un vehículo de dos ruedas ligero y relativamente rápido. Una familia deberá estudiar la posibilidad de usar una carruca dormitoria, una gran carreta cubierta en la que se puede dormir, ahorrando así la cuenta de una posada. Los más ricos querrán una litera, portada por relevos de entre cuatro y ocho esclavos, con un sirviente delante para apartar a los campesinos.

La vía Apia inauguró la red romana de carreteras que es una de las maravillas del imperio. Ninguna civilización hasta ahora construyó una red viaria de estas dimensiones. Otros caminos se adaptan al terreno, frecuentemente siguiendo la ruta marcada por antiguos senderos, pero las planificadas carreteras romanas avanzan rectas por el paisaje, saltando sobre pantanos y horadando colinas. En la Antigüedad es poco frecuente que los animales vayan herrados y, para conservar sus pezuñas, la mayor parte de los vehículos circulan por los márgenes dejando la carretera libre a los peatones.

Tu avance hacia Roma se verá jalonado con miliarios situados regularmente, que indican la distancia en millas hasta Roma. Hay que saber que una milla romana son mil pasos, siendo un paso la longitud avanzada por un pie al caminar -el doble de lo que ahora se consideraría un paso; la milla romana equivale a 1.481 metros aproximadamente, algo menos que la milla moderna, la cual mide 1.609,34 metros. Los miliarios (postes de piedra de sección circular u oval) suelen ofrecer información adicional sobre quién construyó o quién mantiene ese tramo de carretera.

Con respecto al alojamiento, podrás hallarlo en una mansio. Las mansiones tienen repuestos para vehículos y caballos frescos para los agentes del emperador, pero también ofrecen comodidad y alojamiento para las bestias y sus propietarios. Las mansiones están situadas con un intervalo de 12 millas, y si no hay vacantes siempre encontrarás alternativas. Un stabulum es una especie de motel, con alojamiento para las bestias y sus propietarios.

 El mejor establecimiento para pasar la noche es el hospitium, aunque ni aun así esperes un gran equipamiento. Los pasajeros compartirán habitación con tantos como el posadero sea capaz de meter y también con un montón de pulgas. Si viajas con poco presupuesto puedes quedarte en una caupona, donde compartirás la habitación con maleantes y con la peor clase de chinches. También puedes preguntar por casas particulares que tomen huéspedes durante la noche. Una de estas casas muestra una placa en la que se anuncia con tristeza: Si eres ordenado y limpio, encontrarás alojamiento en esta casa. Si eres un guarro, me avergüenza decirlo, pero también serás bienvenido. Recuerda mantener tus posesiones a la vista mientras estés allí. Los posaderos y los capitanes de barcos son responsables de tu propiedad, pero los propietarios de estos cuartos privados no lo son”.

CUESTIONARIO

1.     Explica qué quiere decir: “tu avance hacia Roma se verá jalonado con miliarios”.
2.     Explica qué quiere decir: “las carreteras romanas avanzan rectas por el paisaje horadando colinas”.
3.     Explica qué quiere decir: “los miliarios son postes de piedra de sección circular u oval”.
4.     Explica qué quiere decir: “la vía Apia inauguró la red romana de carreteras”.
5.     Explica qué quiere decir: “en la Antigüedad es poco frecuente que los animales vayan herrados”. ¿Qué consecuencias tiene este hecho en relación al paso de los animales por las vías romanas?
6.     Indica, en millas y en kilómetros, el espacio que mediaba entre dos mansiones.
7.     ¿Qué tipo de transporte elegiría un padre de familia romano para viajar con toda su familia y por qué?
8.     ¿Qué tipo de alojamiento elegiría una persona que dispone de bajo presupuesto?
9.     ¿Los desplazamientos a caballo eran muy habituales y muy frecuentes entre la población de la antigua Roma?
10.  Relaciona cada imagen con una idea desarrollada en el texto que has leído.


  

   


Correcciones al cuestionario:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada