lunes, 16 de febrero de 2015

Todas las voces al unísono


Los alumnos de 4ºESO de Latín del Sapere Aude se atrevieron a escuchar a las piedras. Y han oído voces de realidad.
Presentamos ahora todos los trabajos de la actividad didáctica "Voces petrificadas: Los olvidados de Roma" realizada por los alumnos de 4ºESO de LatínLa más votada ya tiene su propia entrada. Los restantes grupos trabajaron también de forma excelente y en el siguiente archivo encontraremos sus redacciones. 

Guiados por las inscripciones y papiros que han leído, los alumnos descubren una sociedad donde imperan la superstición, la violencia, la libertad sexual, el abuso a los inferiores, la enfermedad y el dolor del oprimido. Sus relatos reconstruyen un mundo poblado por gentes que se buscan la vida de la manera más variopinta... ¡y peligrosa! a veces a riesgo de su propia vida. 

Desfilan por sus paginas esclavos y soldados, gladiadores, flautistas, libertos y alguna que otra muchacha de vida alegre; pero también domini y dominae, personas de cierta holgura económica y mayor prestigio social, que se mezclan a escondidas con el pueblo (comprobaremos que predominan las historias de adulterios y de hijos ilegítimos).

Antes del archivo ponemos una reflexión sobre la esclavitud escrita por ARISTÓTELES. Esta fue la opinión generalizada e imperante sobre el tema entre griegos y romanos por muchos siglos:

Algunos seres, desde el momento en que nacen, están destinados unos a obedecer, otros a mandar, aunque en grados muy diversos en ambos casos (...) La utilidad de los animales domesticados y la de los esclavos es poco más o menos del mismo género. Unos y otros nos ayudan con sus fuerzas corporales a satisfacer las necesidades de nuestra existencia. La naturaleza misma lo quiere así, puesto que hace diferentes los cuerpos de los hombres libres de los de los esclavos. (...) Además conviene señalar que ciertos hombres serían esclavos en todas partes, (...)
ARISTÓTELES, La Política I, 2

¡Reflexionemos porque estas palabras no tienen despedicio! 

Debajo del archivo aparecerá otro texto de ARISTÓTELES en el que defiende la esclavitud y la condición subalterna al varón de la mujer como algo connatural al ser humano y a la vez base y fundamento necesario de toda organización social. ¡Para pensar!


La naturaleza, teniendo en cuenta la necesidad de la conservación, ha creado unos seres para mandar y otros para obedecer. (...) La naturaleza ha fijado la condición especial de la mujer y la del esclavo. (...) Estas dos asociaciones, la del señor y la del esclavo, la del esposo y la mujer, son las bases de la familia y Hesíodo lo ha dicho bien: "La casa, la mujer y después el buey arador, porque el pobre no tiene otro esclavo que el buey". La asociación natural y permanente es la familia; la asociación de muchas familias (...) es el pueblo. (...) La asociación de muchos pueblos forma un Estado completo.
ARISTÓTELES, La Política I 1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada