jueves, 14 de abril de 2016

Latín II (2º BCHTO) Unidad Didáctica 11


EPHEMERIS, noticiario online en lengua latina publicado en Varsovia, informa de que  recientes hallazgos arqueológicos han probado el genocidio de los pueblos germanos conocidos como usipetos y tencteros, mencionados por Julio César en el libro IV de su Comentario a la guerra de las Galias.
Mas información sobre este hecho se puede obtener en el artículo del El País Cultural titulado "Despiadado Julio César" (pincha).
En EPHEMERIS, la autora del artículo copia unos fragmentos del texto de Julio César (Bello Gallico IV, 1, 4, 14-15) y luego explica:


Adhuc nullum proelii indicium inventum erat locis Batavis, sed grex archaeologorum Universitatis Vrije Amstelodami reliquiis repertis comprobavit Caesarem usque ad Bataviam pervenisse: apud oppidum Kessel in regione Bracbatensi Septentrionali pugnatum est, ubi plurima ossa, milia cassidum ex aere, mucronum hastarum, gladii inventa sunt. Quod nuntiavit archaeologus Nico Roymans eiusdem Unversitatis: coniunctis elementis historicis, archaeologicis et chimicis licuisse confirmare rem primo saeculo a.Ch.n. accidisse. Caedes horum gentium in castris facta est sed etiam effugientium, qui partim, desperata re, ad confluentes Mosam et Rhenum in aquas se coniecerunt ac perierunt. Fuit etenim genocidium: cum viris feminae et pueri in castris caesi sunt, ut ossa ostendunt.

"Hasta ahora no se había hallado indicio alguno de la batalla en la zona bátava, pero un equipo de arqueólogos de la Universidad Vrije de Amsterdam ha comprobado a partir de unos restos descubiertos que César llegó hasta Batavia. Se luchó junto a la ciudad de Kessel en la provincia de Brabante Septentrional, donde han sido hallados abundantes huesos, miles de yelmos de bronce y de armas defensivas y espadas. Nico Roymans, de la Universidad, anunció que una vez reunidos los elementos históricos, arqueológicos y químicos, es posible confirmar que el hecho sucedió en el siglo primero antes de Cristo. Se produjo una matanza de estas personas en el campamento, si bien mientras todavía huían. Parte de ellas, ante la situación desesperada, se arrojaron al agua en la confluencia de los ríos Mosa y Rhin, y perecieron. Fue, en verdad, un genocidio: junto con los hombres fueron asesinados mujeres y niños, como muestran los huesos".
GENOCIDIUM USIPETUM ET TENCTERORUM COMPROBATUM EST
Scripsit Lydia Ariminensis
http://ephemeris.alcuinus.net/historia.php
Traducción: propia.
Imagen: Reconstrucción de casco romano encontrado cerca de Kessel. Universidad de Amsterdam

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada