miércoles, 13 de abril de 2016

Esas mujeres trágicamente especiales (III): Antígona

ANTÍGONA

UNA TRAGEDIA

La tragedia de SÓFOCLES titulada ANTÍGONA nos presenta a la hija de Edipo decidida a enterrar a su hermano Polinices, traidor a la ciudad, contraviniendo así una ley dictada por su tío Creonte. Antígona desobedece la orden del rey y es condenada a ser enterrada viva en un sepulcro excavado en la roca. Cuando Creonte, amonestado por el adivino Tiresias, se arrepiente de su decisión es ya demasiado tarde: Antígona se ha ahorcado y Hemón, su primo y prometido, se ha dado muerte con la espada al encontrar muerta a la futura esposa.

UN CUADRO

NIKIFOROS LYTRAS (1832-1904), Antígona ante la muerte de Polinices. 1865. Óleo sobre lienzo. 100 cm x 157 cm. Galería Nacional, Atenas.


UNA ÓPERA

MIKIS THEODORAKIS (1925), Antigona. 1990. Aria "Amor invencible en el combate". Emilia Titarenko (soprano). Orquesta y coro de la ciudad de San Petersburgo.


Texto de Antígona de Sófocles, versos 781-800
Amor, invencible en la batalla.
Amor, que sobre las fieras te precipitas,
que en las tiernas mejillas de las doncellas
pernoctas, y vas y vienes por las ondas del mar
y las agrestes guaridas de las fieras;
nadie de ti puede escapar, ni entre los inmortales,
ni entre los hombres, criaturas efímeras.
Quien te posee, enloquecido queda.

El corazón de los justos tú lo desvías
a la injusticia para su propia ruina.
Tú eres también quien suscitó
esta disputa entre hombres de la misma sangre.
Vence -a la vista está- el deseo producido
por los ojos de una novia buena para el lecho;
ese deseo cuyo sitial está entre los amos supremos
cabe a sus leyes augustas, porque es
en su juego invencible la diosa Afrodita.
TRADUCCIÓN: Luis Gil

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada