viernes, 27 de marzo de 2015

Te leemos la Odisea y su código secreto

Click recomendado
En 1976 Gilbert Pillot publicaba un interesante estudio de los viajes de Ulises partiendo de la siguiente hipótesis que él ve demostrada al final de su libro: la Odisea encierra un mensaje secreto y cifrado sólo accesible a iniciados y camuflado bajo un barniz mitológico y el disfraz de una aventura personal.

¿Y cuál es el mensaje encriptado?

Pues nada menos que una serie de instrucciones náuticas para indicar a los pilotos una ruta marítima camino del océano Atlántico por la Europa del Noroeste hasta llegar a Islandia en busca de preciado metal, bien estaño (es necesario para obtener bronce), bien oro.

¡Dejemos, pues, de imaginar los trabajos de Ulises en un entorno mediterráneo, porque erramos! Jornadas de navegación, vientos, duración del día, corrientes y mareas, relieve, constelaciones (esto es fundamental), mitos y otros datos revelados por arqueólogos e historiadores, nos llevan en dirección absolutamente opuesta a Troya y el Mar Negro: nos conducen a Occidente, que es en definitiva hacia donde mira la isla de Ítaca y con ella los intereses de su rey Odiseo, astuto mercader.

Según Pillot, la descripción de camino tan preciado fue celosamente guardado por los marinos griegos de la Época Oscura quedando inserto, como un código cifrado, en una narración mas vasta destinada a conservarse en la memoria de los griegos generación tras generación: la Odisea de Homero.

Pero el periplo atlántico de Ulises no resulta hoy inteligible. De hecho, pronto se perdió incluso para los propios griegos. De ahí el gran esfuerzo de Gilbert Pillot escrutando y comprobando al detalle cada dato en relación a las idas y venidas de Ulises en la Odisea. El viaje de Telémaco en busca de su padre, que tiene lugar sobre itinerarios bien conocidos de Grecia le aporta la clave para deducir velocidad del navío, distancias y direcciones. Trasponiendo esos valores a trayectos y derivas cumplidos por Ulises es posible, con trabajo, reconstruir sobre un mapa el viaje atlántico del hijo de Laertes, localizar Escila y Caribdis, la isla de Calipso, el palacio de Circe y todo lo demás. Pero sobre esto más tarde y poco a poco en próximas entradas, a medida que vayamos leyendo nuestro audiolibro de la Odisea...

Hoy vamos a escuchar el episodio del Cíclope, trabajo de Thaynara, Marta, Vinita y Thiago.
Atención a lo siguiente: según los cálculos y la interpretación de Gilbert Pillot, el Cíclope Polifemo es nada menos que el volcan Teide, en la isla de Tenerife
Para llegar a Tenerife hay que tomar dirección oeste, es evidente. ¿Y cómo deduce Gibert Pillot que Ulises toma precisamente esa dirección cuando sale de la isla de los lotófagos para de este modo ir a toparse con el Teide, al oeste?
La clave es secreta. Y está en las estrellas.
Porque la dirección Oeste es la que marca la constelación de Aries si atendemos a las correspondencias que establecían los griegos entre direcciones del espacio y signos zodiacales tomando Delfos como referencia.
Te diré cómo indica Ulises, en código secreto, que el Ciclope/Teide está en dirección Aries/Oeste:
¡Mediante la alusión a los carneros! Pues ¿cómo salen Ulises y sus hombres de la cueva del Cíclope una vez cegado por la estaca?

Ya estamos muy al oeste, pero con Ulises nos alejaremos de Grecia y del Mediterráneo todavía más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario